Resumen Ejecutivo

A continuación, presentamos un análisis ejecutivo con los puntos que entendemos más relevantes de ley de Facturación Electrónica en la República Dominicana:

 

De acuerdo a la Dirección General de Impuestos Internos, es una factura que existe electrónicamente y que cumple los mismos propósitos que una factura en papel, tanto para los emisores y receptores, como para terceros interesados. Por lo que por medio de este se emitirá un NCF Electrónico y este a su vez debe cumplir con lo establecido en el Decreto 254-06. Esta se emite y recibe electrónicamente respaldada por una firma digital y tendrá la misma validez que una factura en papel.

 

Esto trae como novedad que las facturas se emiten prácticamente en el sistema de la DGII. Por lo que nos hacemos las siguientes preguntas:

 

¿Cómo será el proceso de facturación en el día a día para aquellos emiten grandes cantidades de facturas, anulan, emiten notas de créditos por devoluciones y otras operaciones?

¿Quién va a contralar las relaciones de facturas por día o mensual y los análisis que la empresa quiera hacer internamente, ya sea para vendedores o estadísticos?

¿El impuesto se liquidará automáticamente en el IT-1, ya que la DGII tendría las ventas del mes?

¿No será necesario enviar el reporte 607 ni 608?

 

Proyecto de ley, Facturación Electrónica en República Dominicana:

 

CAPÍTULO I

DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1. Objeto. La presente ley tiene por objeto regular el uso obligatorio de la factura electrónica en la República Dominicana, así como instaurar el sistema fiscal de facturación electrónica; sus características, resultados de optimización, contingencias, plazos de entrada y las facilidades fiscales que le serán otorgadas a los contribuyentes que se acojan a este sistema.

 

Artículo 2. Ámbito de aplicación. Esta ley aplica a las personas físicas y jurídicas, públicas o privadas, y a los entes sin personalidad jurídica, domiciliadas en la República Dominicana que realicen operaciones de transferencia de bienes, entrega en uso o prestación y locación de servicios a título oneroso o gratuito.

 

CAPÍTULO II

DE LA FACTURA ELECTRÓNICA

Artículo 3. Factura Electrónica. Se denomina factura electrónica a un documento que registra la existencia, magnitud y cuantificación de hechos o actos jurídicos de contenido económico, financiero o patrimonial, que se emite, valida y se almacena en forma electrónica y que cumple en todas las situaciones y ante todos los actores con los mismos propósitos que una factura en papel; tanto para los emisores y receptores como para terceros interesados.

Artículo 4. Uso de la factura electrónica. A partir de la publicación de la presente ley el uso de la factura electrónica en todo el territorio nacional deviene en obligatorio y solo se permitirá el uso excepcional de la factura en papel para las contingencias establecidas en esta ley.

 

Artículo 5. Efectos jurídicos de la factura electrónica. La factura electrónica tendrá validez, eficacia y fuerza probatoria en todas las situaciones para las que aplique y ante todos los actores del proceso, ya sea en los ámbitos: comercial, civil, financiero, logístico y tributario, o cualquier otro, siempre que cumpla con los requisitos de autenticidad, integridad y legibilidad.

 

Artículo 6. Autenticidad de la factura electrónica. Todos los emisores de facturas electrónicas en el país deberán estar reconocidos y autorizados por la Dirección General de Impuestos Internos (en lo adelante DGII) como tales, y disponer de un certificado digital de persona física para Procedimiento Tributario, emitido y firmado digitalmente por una entidad de certificación autorizada por el INDOTEL, que identifique unívocamente a un suscriptor durante el período de vigencia del certificado y que se constituye en prueba de que dicho suscriptor es fuente u originador del contenido de un documento digital o mensaje de datos que incorpore su certificado asociado.

Párrafo I. Se entenderá como Entidad de Certificación a aquella institución o persona jurídica autorizada conforme a lo establecido en la Ley núm. 126-02 sobre el Comercio Electrónico, Documentos y Firmas Digitales, y en las normativas vigentes emitidas por el INDOTEL.

Párrafo II. El certificado digital de persona física para Procedimiento Tributario, que dispone el contribuyente, deberá ser conservado en un dispositivo seguro bajo el control exclusivo de  la persona que lo usa (propietario/a), y en ningún caso la DGII, almacenará estos certificados digitales que son propiedad de los contribuyentes.

Párrafo III. Las firmas digitales de las facturas electrónicas, sustentadas por certificado digital, suplen los requisitos probatorios de la firma ológrafa o manuscrita y sello comercial.

Párrafo IV. El signatario o firmante es el contribuyente que actúa en nombre propio o persona que actúa por cuenta de éste, y que habiendo obtenido previamente un certificado digital para uso tributario tiene la capacidad de firmar un documento digital y de autenticarse ante la DGII para realizar operaciones relacionadas con los e-CF.

Artículo 7. Integridad de la factura electrónica. Una vez firmadas digitalmente y enviadas a la DGII, las facturas electrónicas no serán objeto de modificación alguna.

Artículo 8. Legibilidad y formato de la factura electrónica. Toda factura electrónica emitida en República Dominicana debe cumplir con el formato estándar establecido por la DGII, el cual será validado por los sistemas informáticos de envío y recepción, y solo serán admisibles para todos los fines que correspondan cuando cumplan con esta validación.

Párrafo I. Las facturas electrónicas serán remitidas a través de aplicativos electrónicos conectados a Internet tanto a la DGII, como al receptor electrónico, en un archivo de lenguaje marcado extensible (XML siglas en inglés de Extensible Markup Language), que consiste en un registro de texto sin formato que utiliza una serie de etiquetas personalizadas con la finalidad de describir tanto la estructura como otras características del documento.

Párrafo II. El formato XML tendrá una Representación Impresa (RI) del e-CF, que será entregada excepcionalmente a aquellos receptores no electrónicos, o receptores en contingencia, para que puedan probar y reportar sus transacciones de compras ante la DGII y terceros, así como sustentar crédito fiscal o consumo, y conservar dichos documentos según lo establece la legislación vigente. Los requisitos de los formatos de RI correspondientes a cada tipo de comprobante electrónico serán definidos por normativa separada emitida por la DGII, sin desmedro del diseño de imagen y colores particulares que le agregue el emisor o el medio de impresión seleccionado.

Artículo 9. Validación oficial de la factura electrónica. La Dirección General de Impuestos Internos será la autoridad nacional de validación y certificación del contenido fehaciente y de la certeza de una factura electrónica. En ese sentido, observando lo establecido en los artículos 47, 48 y 49 del Código Tributario, la DGII podrá otorgar, a requerimiento de los tribunales y terceros legitimados que hayan participado de la operación comercial, una certificación que acredite del contenido de la factura electrónica que consta en el sistema fiscal de facturación electrónica, que ha sido recibida con altas capacidades criptográficas asociadas al uso de certificados digitales cifrados durante la transmisión de ésta, a través de Internet.

CAPÍTULO III

DEL SISTEMA FISCAL DE FACTURACIÓN ELECTRÓNICA

SECCIÓN I

CARACTERÍSTICAS DEL SISTEMA FISCAL DE FACTURACIÓN ELECTRÓNICA Y DE LOS COMPROBANTES FISCALES ELECTRÓNICOS

Artículo 10. Sistema Fiscal de Facturación Electrónica. Se instaura el Sistema Fiscal Nacional de Facturación Electrónica, administrado por la Dirección General de Impuestos Internos, el cual tendrá carácter obligatorio y alcance general para todos los contribuyentes y responsables con obligaciones tributarias; mediante el cual se validen y acrediten todos los comprobantes fiscales electrónicos que resulten de las facturas electrónicas emitidas en el país, así como aquellas formas jurídicas o documentos tributarios electrónicos que les modifiquen y que sirvan de respaldo para sustentar gastos y créditos fiscales.

Artículo 11. Gestor Centralizado. La Dirección General de Impuestos Internos será la única responsable de asegurar la integridad de la información que se envía instantáneamente para validación y acreditación de los comprobantes fiscales que devienen de las facturas electrónicas. En ese sentido, no podrá un tercero actuar en su nombre como administrador de tal función.

Artículo 12. Métodos de Emisión de Comprobantes Fiscales Electrónicos (e-CF). La emisión de los comprobantes fiscales electrónicos podrá efectuarse por una de las vías siguientes:

A) Sistemas de desarrollo propio: La DGII autorizará a los contribuyentes que deseen incorporarse a facturación electrónica a través de un sistema de desarrollo propio, siempre y cuando cumplan con los requisitos establecidos para la emisión y recepción de e-CF.

B) Proveedores de servicios de facturación electrónica: El contribuyente podrá implementar un sistema de facturación electrónica a través de un Proveedor de Servicios de Facturación Electrónica que haya sido certificado, en cumplimiento con la normativa vigente establecida por la DGII.

C) Facturador Gratuito: La DGII dispondrá de una facilidad tecnológica gratuita para emisión de comprobantes fiscales electrónicos, destinado para los contribuyentes que cumplan con los criterios definidos para el uso de esta herramienta, dictados por los medios establecidos por la Dirección General de Impuestos Internos.

Artículo 13. Conservación de los archivos electrónicos. Es deber formal del contribuyente conservar los e-CF emitidos y recibidos, para soportar los créditos fiscales y gastos y presentarlos o exhibirlos cuando así sea requerido por la DGII, en los términos y condiciones dispuestos por el artículo 50 del Código Tributario.

Artículo 14. Tipos de comprobantes fiscales electrónicos. Las facturas electrónicas, así como aquellas formas jurídicas o documentos tributarios electrónicos que les modifiquen y que sirvan de respaldo para sustentar gastos y créditos fiscales, debidamente remitidas y validadas a través del sistema fiscal de facturación electrónica, se constituirán como un comprobante fiscal electrónico que hace fe en su contenido, de actos y transacciones que prueban hechos generadores de obligaciones tributarias, debiendo ser emitidos de acuerdo con las reglas de uso que se establecen a continuación:

 a) Factura de Crédito Fiscal Electrónica: comprobantes fiscales electrónicos que registran las transacciones comerciales de compra y venta de bienes y/o servicios, y permiten al comprador o usuario que los solicite, sustentar gastos y costos o crédito fiscal para efecto tributario.

b) Factura de Consumo Electrónica: comprobantes fiscales electrónicos que acreditan la transferencia de bienes, la entrega en uso o la prestación de servicios a consumidores finales.

c) Nota de Débito Electrónica: documentos tributarios electrónicos que emiten los vendedores de bienes y/o prestadores de servicios para recuperar costos y gastos, tales como intereses por mora, fletes u otros, incurridos por el vendedor con posterioridad a la emisión de comprobantes fiscales. Sólo podrán ser emitidas al mismo adquiriente o usuario, para modificar comprobantes fiscales emitidos con anterioridad.

d) Nota de Crédito Electrónica: documentos electrónicos que emiten los vendedores de bienes y/o prestadores de servicios por modificaciones posteriores en las condiciones de venta originalmente pactadas, es decir, para anular operaciones, efectuar devoluciones, conceder descuentos y bonificaciones, subsanar errores o casos similares, de conformidad con los plazos establecidos por las leyes y normas tributarias. Sólo podrán ser emitidas al mismo adquiriente o usuario, para modificar comprobantes fiscales emitidos con anterioridad.

e) Comprobante Electrónico para Regímenes Especiales: comprobantes fiscales electrónicos utilizados para facturar las transferencias de bienes o prestación de servicios exentos del ITBIS y/o ISC a las personas físicas o jurídicas acogidas a regímenes especiales de tributación mediante leyes especiales, contratos o convenios debidamente ratificados por el Congreso Nacional.

f) Comprobante Electrónico Gubernamental: comprobantes fiscales electrónicos utilizados para facturar la venta de bienes o la prestación de servicios al Gobierno Central, instituciones descentralizadas y autónomas, instituciones de la seguridad social y cualquier entidad gubernamental que no realice una actividad comercial.

g) Comprobante Electrónico de Compras: comprobantes fiscales electrónicos emitidos por las personas físicas y jurídicas cuando adquieran bienes o servicios de personas no registradas como contribuyentes.

h) Comprobante Electrónico para Gastos Menores: comprobantes fiscales electrónicos emitidos por las personas físicas o jurídicas para sustentar pagos realizados por su personal sean éstos efectuados en territorio dominicano o en el extranjero, y en ocasión a las actividades relacionadas al trabajo, tales como: consumibles, pasajes y transporte público, tarifas de estacionamiento y peajes.

i) Comprobante Electrónico para Pagos al Exterior: comprobantes fiscales electrónicos emitidos por concepto de pago de rentas gravadas de fuente dominicana a personas físicas o jurídicas no residentes fiscales obligadas a realizar la retención total del Impuesto sobre la Renta, de conformidad a los artículos 297 y 305 del Código Tributario.

j) Comprobante Electrónico para Exportaciones: comprobantes fiscales electrónicos utilizados para reportar ventas de bienes fuera del territorio nacional utilizados por los exportadores nacionales, empresas de zonas francas y Zonas Francas Comerciales.

Párrafo. La DGII, en aquellos casos en que, por la naturaleza de los sectores o de las actividades empresariales o profesionales, así lo amerite, queda facultada para la creación de otros tipos de e-CF, así como para la exclusión o modificación de los existentes.

Artículo 15. Secuencia de comprobantes fiscales electrónicos. Todos los comprobantes fiscales electrónicos deberán tener un número de comprobante fiscal electrónico (e-NCF) autorizado por la DGII que consiste en una secuencia alfanumérica que identifica un e-CF.

Párrafo II. Los contribuyentes obligados a emitir Comprobante Fiscal Electrónico estarán excluidos de lo dispuesto por el Decreto núm. 451-08 y la Norma General núm. 04-2014. 

SECCIÓN II

PROCEDIMIENTO DE EMISIÓN, RECEPCIÓN Y ACREDITACIÓN DE LOS COMPROBANTES FISCALES ELECTRÓNICOS (e-CF)

Artículo 16. Reglas de emisión. Los emisores electrónicos autorizados por la DGII a emitir Comprobantes Fiscales Electrónicos (e-CF) deberán:

a) Firmar todos los e-CF emitidos con Certificado Digital vigente y válido.

b) Recibir todos los e-CF de sus proveedores que sean emitidos válidamente.

c) Cumplir con las exigencias técnicas que la DGII disponga.

d) Exhibir a la DGII todas las informaciones que le sean requeridas, conforme a lo dispuesto en el Código Tributario.

e) Conservar los e-CF conforme a lo dispuesto en el Código Tributario.

Párrafo. Todo emisor electrónico es a su vez receptor electrónico de e-CF.

Artículo 17. Remisión de información (formato XML). Los emisores electrónicos deberán cumplir con el formato para la estructura del XML, conforme al siguiente contenido:

1.         Datos de identificación del documento;

2.         Datos relativos al Emisor Electrónico;

3.         Datos relativos al Comprador Receptor Electrónico;

4.         Datos relativos al bien o servicio transado;

5.         Datos relativos al valor de la transacción;

6.         Datos relativos a los impuestos;

7.         En lo concerniente a los comprobantes fiscales electrónicos de nota de crédito y débito, se deberá    indicar datos relativos a los comprobantes que este modifica o afecta;

8.         Fecha y Hora de la Firma Digital;

9.         Firma Digital.

Párrafo I. La DGII queda facultada para la modificación o inclusión de contenido en el formato estándar (XML), en aquellos casos que así lo amerite.

Párrafo II. Los Comprobantes Fiscales Electrónicos, una vez remitidos a la DGII, serán validados en línea. La Dirección General de Impuestos Internos responderá entregando un Número de Respuesta (trackID), con el cual el emisor del e-CF podrá consultar el estado del documento. La respuesta respecto al comprobante fiscal electrónico validado podrá ser:

i. Aceptado: hace referencia al estado en que se encuentra el e-CF cuando cumple con los requisitos especificados en el formato estándar (XML), que, al ser recibido por la DGII, resulta válido para fines fiscales.

 ii. Rechazado: hace referencia al estado del e-CF cuando no cumple con los requisitos especificados en el formato estándar (XML), por lo tanto, no se considera recibido en la DGII y no es válido para fines tributarios.

iii. Aceptado Condicional: hace referencia a la respuesta de la DGII, a través de la cual advierte al emisor electrónico que, aunque el documento tiene validez para fines tributarios porque ha sido aceptado, existe una irregularidad que no amerita el rechazo, pero que debe observarla y corregirla para la emisión de futuros comprobantes.

iv. En proceso: indica que la DGII se encuentra realizando las validaciones al documento recibido respecto del cual no se ha emitido aceptación, rechazo, o aceptación condicional y que se debe consultar de nuevo para conocer el resultado.

Párrafo III. Una vez validado el comprobante fiscal electrónico, por parte de la DGII, procederá la recepción y posterior aprobación o rechazo comercial del Receptor Electrónico destinatario de la factura electrónica. La aprobación o rechazo comercial es la respuesta que emite el Receptor Electrónico sobre un e-CF recibido donde informa, tanto a la DGII como al emisor electrónico del e-CF, la conformidad o no, respectivamente, con el documento recibido. La respuesta es enviada a través del Servicio Web de Aprobación Comercial, en el formato estándar XML definido por la DGII.

Párrafo IV. Se entenderán acreditados en la DGII todos los comprobantes electrónicos debidamente aprobados por el receptor electrónico. Procederá, para fines de fiscalización y determinación de la obligación tributaria, la impugnación de aquellos comprobantes que no siendo aceptados por el receptor electrónico sean reportados por este con ITBIS soportado, o como costos o gastos para fines de la declaración jurada del Impuestos Sobre la Renta, y otras obligaciones tributarias.

Párrafo V. Durante el periodo de voluntariedad, los receptores no electrónicos deberán reportar las informaciones de e-CF que sustenten sus compras, crédito fiscal o consumo mediante los formatos de envío definidos en la Norma 07-18 sobre remisión de información y su modificación; así como conservar las representaciones impresas de los e-CF recibidos y de los comprobantes emitidos según establece la legislación vigente.

Párrafo VI. La factura electrónica debe ser recepcionada mediante acuse de recibo automático, por el receptor electrónico, sin que esto implique su aceptación o respuesta positiva o negativa respecto de la transacción comercial.

Párrafo VII. La factura rechazada por el receptor electrónico o por la DGII, no otorga la fuerza probatoria de aceptación descrita en el artículo 109 del Código de Comercio dominicano.

Artículo 18. La contingencia. Se denomina contingencia al estado que define las situaciones excepcionales que podrían impedir el curso normal del ciclo de facturación electrónica y para el cual se encuentran definidas acciones específicas establecidas por la DGII, que deben seguir los actores del modelo en cada situación.

Párrafo I. La DGII dispondrá de un mecanismo de notificación de estado de contingencia cuando sean presentados por los sujetos obligados a facturar, inconvenientes de fuerza mayor que impidan las emisiones de los comprobantes fiscales electrónicos o el envío por asuntos de conectividad.

Párrafo II. En ningún caso la contingencia será un impedimento para cumplir con la presentación y pago de las obligaciones tributarias.

Artículo 19. Exclusión de remisión de formatos de envío de datos. Quedan exceptuados de la remisión de información establecida en la Norma General núm. 07-18 sobre remisión de información y su modificación, las operaciones de ventas y de compras de los contribuyentes emisores-receptores, sustentadas en e-CF válidos ante la DGII.

SECCIÓN III

PLAZOS DE ENTRADA AL SISTEMA FISCAL DE FACTURACIÓN ELECTRÓNICA, INCENTIVOS DE VOLUNTARIEDAD Y OTRAS FACILIDADES

Artículo 20. Calendario de Obligatoriedad. Los contribuyentes obligados a emitir Comprobantes Fiscales Electrónicos (e-CF) conforme lo establecido en esta ley, deberán cumplir con dicha obligación atendiendo al siguiente calendario de implementación:

Tamaño del Contribuyente    Plazo

Grandes nacionales   enero – diciembre 2023

Conforme la Ley núm. 187-17:

Grandes locales y medianos enero – diciembre 2024

Pequeños, Micro y no clasificados    a partir de enero 2025

Párrafo I. Al menos seis (6) meses antes del inicio de cada año, y dando cumplimiento a este calendario, la DGII publicará mediante aviso la lista de los contribuyentes que están obligados por esta ley a emitir e-CF.

Párrafo II. Los contribuyentes estarán obligados a cumplir con las disposiciones y plazos especificados en la presente ley, no obstante, podrán, de mutuo acuerdo con la DGII, acordar la utilización de otros plazos para incorporarse a Facturación Electrónica, quedando a discreción de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) la aprobación o rechazo de modificación de los plazos establecidos.

Artículo 21. Período de Voluntariedad. Independientemente de que el uso de la factura electrónica sea obligatorio en todo el país, a partir de la publicación de la presente ley, se dispone un periodo de voluntariedad para aquellos contribuyentes que deseen ser emisores de facturas electrónicas antes del plazo establecido en el calendario del artículo 20 de la presente ley.

Artículo 22. Incentivos de la voluntariedad. Los contribuyentes clasificados como MIPYMES por la Ley núm. 187-17, que hayan sido autorizados a emitir e-CF en el periodo de voluntariedad, les será otorgado un incentivo pecuniario consistente en un certificado de crédito fiscal, que podrá ser imputado en cualesquiera de las siguientes obligaciones tributarias del mismo ejercicio fiscal: Anticipos del Impuesto sobre la Renta, ITBIS operacional, Impuesto sobre la Renta e Impuesto sobre los Activos.

Párrafo I. El monto estipulado conforme la clasificación a la cual pertenece el contribuyente, será de:

a) RD$300,000.00 a Grandes MIPYMES.

b) RD$200,000.00 a medianos contribuyentes. c) RD$75,000.00 a pequeños contribuyentes.

d) RD$25,000.00 a microempresas y no clasificados.

Párrafo II. Los contribuyentes clasificados por la DGII como grandes contribuyentes nacionales que hayan sido autorizados a emitir e-CF, les será otorgado un incentivo pecuniario consistente en certificado de crédito fiscal, que podrá ser imputado en cualesquiera de las siguientes obligaciones tributarias del mismo ejercicio fiscal: Anticipos del Impuesto sobre la Renta, ITBIS operacional, Impuesto sobre la Renta e Impuesto sobre los Activos.

1. El crédito procederá siempre y cuando la DGII pueda validar con comprobantes fiscales válidos para crédito fiscal y/o comprobantes de pagos al exterior sujetos a retención, los gastos utilizados para la implementación de la facturación electrónica. El tope máximo del crédito fiscal autorizado será de RD$2,000,000.00 y no podrá sobrepasar el 10% del impuesto liquidado en la declaración anual del impuesto sobre la renta de sociedades (IR2) o impuesto sobre la renta persona física (IR1), del ejercicio fiscal 2019.

Párrafo III. Mediante aviso, la DGII publicará la forma y metodología para la validación de los comprobantes fiscales utilizados para la implementación de facturación electrónica.

Artículo 23. Liberación de realización de Retenciones creadas por Normas Generales de la DGII. Se exceptúan de la retención sobre el treinta por ciento (30%) del ITBIS facturado, establecido en el artículo 5 de la Norma General núm. 02-05 sobre Agentes de Retención del ITBIS a las sociedades de cualquier naturaleza, cuando paguen las prestaciones de servicios profesionales liberales a otras sociedades con carácter lucrativo o no, siempre y cuando ambas sociedades sean emisores electrónicos autorizados por la DGII y el servicio se facture mediante e-CF según la normativa fiscal vigente.

Párrafo. De igual manera, se exceptúan de la retención sobre el cien por ciento (100%) del ITBIS facturado, establecido en el párrafo I del artículo 2 de la Norma General núm. 07-2009, que modifica la Norma General núm. 02-05 sobre Agentes de Retención del ITBIS, a los servicios de seguridad o vigilancia, para aquellos contribuyentes, personas jurídicas, que hayan sido autorizados como Emisores Electrónicos, y el servicio se facture mediante e-CF según la normativa fiscal vigente.

Artículo 24. Liberación de la Retención del Impuesto Sobre la Renta sobre los pagos realizados por el Estado. Se exceptúan de la retención del Impuesto sobre la Renta del 5% establecida en el artículo 309, literal d) de la Ley 11-92 del Código Tributario a los proveedores del Estado que hayan sido autorizados como emisores electrónicos ante DGII, y el servicio y/o bien se facture mediante e-CF según la normativa fiscal vigente.

CAPÍTULO IV

DE LA CONSOLIDACIÓN DE LA INFORMACIÓN

Artículo 25. Facultades de la Administración Tributaria a partir de la obligatoriedad del sistema fiscal de facturación electrónica. Una vez agotados los plazos de obligatoriedad, a partir de las informaciones contenidas en los comprobantes fiscales electrónicos emitidos, y debidamente validados, la Administración Tributaria, de manera enunciativa y no limitativa, podrá:

1. Presentar, a los contribuyentes y responsables de la obligación tributaria, propuestas prellenadas de declaraciones juradas impositivas.

2. Sin desmedro de las fiscalizaciones de lugar, generar alertas de riesgos en la OFV de los contribuyentes advirtiendo de la detección de comportamientos inusuales o irregulares en sus transacciones.

3. A partir del conocimiento, en tiempo real, de la identificación del momento de causación de los impuestos; trabar, para los casos que lo ameriten conforme a la ley tributaria, medidas conservatorias al crédito tributario.

4. Desarrollar cubos de manejo masivo de información sectorial e individual para fines de fiscalización.

5. Generar listas de personas físicas que están comprando cantidades importantes de productos que se salen del circuito formal en las etapas posteriores de comercialización.

6. Realizar minería de datos para explorar y analizar los detalles de las facturas, enfocándose en variables como precios, detalle, volúmenes, etc., para evitar el abuso normativo de algunos contribuyentes que incluyen ventas o compras falsas, no admitidas o innecesarias para su negocio o para actividades no declaradas.

7. Desarrollar aplicaciones de consulta de precios que tienen las empresas para el consumidor final.

8. Definir precios máximos a ser aceptados en adquisiciones públicas.

CAPÍTULO V

DE LA LUCHA CONTRA EL FRAUDE FISCAL

Artículo 26. Facturas electrónicas apócrifas. Se consideran facturas apócrifas aquellas facturas electrónicas que se emiten sin apego a la realidad económica del emisor con la intención de disminuir de manera fraudulenta los montos de los impuestos, o en otros casos, con la intención de disimular y reportar operaciones o ingresos no justificados.

Párrafo I. También se considerará apócrifa la factura superficie, es decir, aquella que se sustenta en un comprobante fiscal auténtico incluso con flujos comprobables de dinero, pero que no reflejan la realidad de los hechos, sea por la alteración de los elementos descritos o por la completa inexistencia de la transacción.

Párrafo II. También se encuentran en este escenario los receptores de los documentos apócrifos, contribuyentes con una actividad económica real, que consciente e ilegalmente los adquieren y utilizan para incorporar créditos fiscales inexistentes o gastos no correspondientes, con el fin de disminuir su carga tributaria, o, incluso, apropiarse de impuestos recogidos y pagados por terceros.

Artículo 27. Impugnación de la factura electrónica apócrifa. Sin perjuicio de las consecuencias penales establecidas en esta ley, las facturas apócrifas deberán ser impugnadas por la Administración Tributaria y realizada la determinación correcta de la obligación tributaria. En toda impugnación de factura apócrifa la Administración deberá observar lo establecido en los artículos 2, 59, 60 y 61 de la Ley 11-92, que instaura el Código Tributario de la República Dominicana.

Artículo 28. Factura electrónica en el comercio internacional. Las aduanas dominicanas podrán combatir el fraude del carrusel mediante la implementación de la facturación electrónica en las exportaciones e importaciones, vía el intercambio espontáneo de información con las Administraciones Tributarias de los demás países.

Artículo 29. Certificación de riesgos tributarios. Las entidades de intermediación financiera y bursátiles de la República Dominicana, al momento de emitir productos financieros que no sean de ahorros, deberán solicitar a la Dirección General de Impuestos Internos una certificación de riesgos de la persona destinataria de dicho productor, donde se haga constar el total y volumen de lo facturado en determinado periodo. Esta certificación se alimentará de las informaciones consolidadas que permite disponer el sistema de facturación electrónica y otros indicadores fiscales, y será tomada en cuenta a los fines de aprobación del producto financiero como indicador indiciario de capacidad económica y capacidad de pago.

CAPÍTULO VI

DE LOS HECHOS PUNIBLES Y LAS FALTAS ADMINISTRATIVAS

Artículo 30. Defraudación por uso y disposición de facturas apócrifas. Toda persona física o jurídica o ente sin personalidad jurídica, que emita o haga uso y disposición de una factura electrónica apócrifa, con la finalidad dolosa de defraudar al fisco, será castigado con penas de 1 a 5 años de prisión, juntamente con multas ascendentes desde el duplo hasta el cuádruplo del valor de la factura emitida, usada o dispuesta, y el cierre definitivo del negocio o empresa.

Artículo 31. Hacking contra la Administración Tributaria. Todas personas: físicas o jurídica, públicas o privadas, nacionales o internacionales, o entes sin personalidad jurídica, que afecten la garantía de confianza del ambiente informático de la Administración Tributaria y su estructura, mediante aprovechamiento de información no autorizada o hacking, o alteración mediante algoritmos de los resultados de la consolidación de la información del sistema fiscal de facturación electrónica y la calidad de los datos, o mediante cualquier otra conducta antijuridica identificada en la ley núm. 53-07 sobre Crímenes y Delitos de Alta Tecnología, será castigado con penas de 5 años a 10 años de prisión y multas de 100 a 400 salarios mínimos.

Artículo 32. Evasión Tributaria. El no envío oportuno a la DGII de los e-CF constituye la falta tributaria consagrada en el numeral 3 del artículo 205 de la Ley 11-92, del 16 de mayo de 1992, que instituye el Código Tributario de la República Dominicana, sancionada según lo previsto en el artículo 257 de dicho Código.

Artículo 33. Deberes formales. La inobservancia de las disposiciones de la presente ley será sancionada de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 257 del Código Tributario y sus modificaciones, por constituir un incumplimiento de los deberes formales que deben ser observados por los contribuyentes y responsables, de acuerdo con los artículos 50 y 253 del Código Tributario.

CAPÍTULO VII

DISPOSICIONES FINALES

Artículo 34. Reglamento de aplicación. El Poder Ejecutivo, a más tardar sesenta (60) días de la publicación de la presente ley, emitirá el reglamento para su aplicación.

Artículo 35. Entrada en vigor. La presente ley entrará en vigor a partir de su publicación.

Artículo 36. Derogaciones. A partir de la entrada en vigor de esta ley, quedan derogadas todas las disposiciones contenidas en leyes generales o especiales que le sean contrarias.

 Ver borrador:

Proyecto de Ley Facturación Electrónica en la República Dominicana (dgii.gov.do)

 

 

Categories:

Tags:

Comments are closed